https://cdn2.hubspot.net/hubfs/2249474/Avantika/Blog/2017/Noviembre/mitos-soporte-tecnico-empresarial-outsourcing-de-TI.png

Mitos del outsourcing de TI

por Avantika  7/11/17 9:00

Cuando se trata del outsourcing de TI, así como ha sucedido con todas las ideas innovadoras, se han generado conceptos erróneos alrededor de las mismas. Adaptarse a un cambio nunca es fácil, por ello desmentimos los mitos más comunes que existen alrededor de la implementación de soporte técnico empresarial.

  1. La subcontratación es únicamente para grandes empresas

Una de las mejores cosas del outsourcing de TI es la escalabilidad. Las grandes empresas pueden beneficiarse de la externalización al igual que las empresas más pequeñas, pues el motivo de su implementación rara vez tiene que ver con el tamaño de la empresa; tiene que ver con sus necesidades. 

  1. El outsourcing de TI supone una barrera cultural o lingüística

Subcontratar un servicio de una empresa que radica en otro país es una opción, sin embargo, conviene más tercerizar el servicio con un proveedor externo que no esté tan lejos y con el que compartas una cultura empresarial y un lenguaje. 

  1. Debes contratar al proveedor más barato

Cuando se trata de outsourcing de TI, muchas empresas pueden decir que brindan soporte técnico empresarial o administración de infraestructura de TI, sin embargo, hay que analizar: ¿esas empresas son similares, tienen una fuerza de trabajo similar, entienden a tus prospectos y a tus clientes? ¿Cuántas de esas empresas están dispuestas a personalizar sus procedimientos para trabajar contigo? ¿Cuántas poseen alta calidad en la interacción con tus clientes? ¿Qué opciones ofrece para reducir costos innecesarios?

Ningún servicio, por más barato que sea, es igual al de su competencia. Algunos ofrecen mejor facilidad de uso, otros características adicionales, otros durabilidad y algunos más destacan en la calidad del soporte técnico. 

  1. Perderás el control de tu red

Este temor es muy popular y es lógico: perder el control de tu sistema supondría un gran obstáculo. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Con el outsourcing de TI tienes el mismo control que con un equipo interno, sólo tienes que mantenerte en constante comunicación con tu proveedor; bríndale retroalimentación y sincronicen su plan de trabajo y expectativas. 

  1. La calidad de la asistencia es menor cuando proviene del outsourcing de TI 

Tienes que pensar en tu proveedor de TI como tu fan número uno. Su único trabajo es asegurarse de contar con el apoyo y la cobertura que necesita de tu parte. Aunque no lo veas diario, no significa que no pueda brindarte su lealtad.

  1. Tener un equipo de TI interno cuesta menos que el outsourcing de TI

El costo total de contratar, capacitar y pagar a personal de tiempo completo, incluidos sus beneficios, casi siempre cuesta más que trabajar con una solución subcontratada para pequeñas y medianas empresas. Por otro lado, después de trabajar con un servicio de TI externo y descubrir el tipo de estructura que tu empresa podría necesitar en el futuro, podría suponer un costo más. Todo costo es equivalente a la necesidad. 

  1. Un soporte técnico empresarial interno resulta más barato que uno externo

 Hay quienes piensan que es menos riesgoso que su red sea gestionada por un equipo interno, pero esto no siempre es verdad. Tener un tercero elimina muchos riesgos que existen al interior de la empresa. Cuando subcontratas, podría parecer que más personas tienen acceso a tu red, pero éstas no tienen contexto para la información que están viendo, es decir, para ellos solo son sistemas y datos.

  1. El tiempo de respuesta para el soporte técnico empresarial es mucho más lento

 Este concepto erróneo se produce porque el servicio de TI radica fuera de las oficinas. En realidad, cuando se implementa el outsourcing de TI, tienes más ingenieros disponibles. Esto garantiza que todos tus problemas de TI se puedan tratar de forma rápida y efectiva.

  1. Outsourcing es igual a offshoring

Este es uno de los conceptos erróneos más populares. El outsourcing es una práctica comercial común, que no implica trabajar con proveedores en otro país.

El offshoring se refiere específicamente a hacer el trabajo en un país diferente. Casi siempre como una decisión financiera, aprovechando las diferencias salariales en lugares menos desarrollados del mundo.

No permitas que estos conceptos erróneos te priven de considerar todas las opciones de TI que están a tu alcance: lo importante es que ambas partes estén en armonía. En Avantika queremos resolver tus dudas y cubrir tus necesidades, conócenos y dinos qué estás buscando.

 

Cómo saber si tu empresa necesita Outsourcing de TI - Aavantika